Palabra

Vagabundo

En ninguna
parte
de la tierra
me puedo
arraigar

A cada
nuevo
clima
que encuentro
descubro
desfalleciente
que
una vez
ya le estuve
habituado

Y me separo siempre
extranjero

Naciendo
tornado de épocas demasiado
vividas

Gozar un solo
minuto de vida
inicial

Busco un
país inocente

Giuseppe Ungaretti

La piedad (fragmento)

Yo soy hombre herido.

Y me quisiera ir 

y llegar finalmente 

Piedad donde se escucha

el hombre a solas contigo.

No tengo más que sobriedad y bondad.

Y me siento exiliado entre los hombres.

Pero sufro por ellos…

¿No seré digno de volver a mí?

He poblado de nombre el silencio.

¿Hice pedazos corazón y mente 

para caer en la servidumbre de las palabras?

Reino sobre fantasmas.

Oh secas hojas almas arrastradas aquí y allá…

No; odio al viento y su voz

de bestia sin memoria.

Dios ¿aquéllos que te imploran

no te conocen más que de nombre?

Me descartaste de la vida

¿Me descartaste de la muerte?

Quizá el hombre es indigno también de esperar.

¿Se secó también la fuente del remordimiento?

El pecado qué importa

sino conduce ya a la pureza.

La carne apenas y recuerda

que era fuerte un día.

Loca y gastada está el alma.

Dios, mira nuestra debilidad.

Quisiéramos una certeza.

¿Ya ni siquiera te ríes de nosotros?

Compadécenos, pues, crueldad.

No puedo seguir emparedado en el deseo sin amor.

Muéstranos una huella de justicia.

¿Cuál es tu ley?

Fulmina mis pobres emociones

librarme de la inquietud.

Estoy cansada de aullar sin voz.

Guiseppe Ungaretti

traductor: Guillermo Fernandéz.

saatchiart:

Each week, we showcase an emerging artist from around the world who is already garnering attention for their work.

What are the major themes you pursue in your work?
The human experience, femininity, and isolation seem to show up over and over in my work. In my latest watercolor series, I tried to explore human emotions. I grew up in a family that is part Asian, which tends to discourage emotional expression, especially in women. I think this series in part resulted from me exploring and trying to understand my upbringing’s effect upon me.

Check out our exclusive look at artist Lisa Krannichfeld.

Arte poética otra

Uno a veces se vuelve trascendental en el poema

y se pone lo suficientemente triste

como para responder el acento lírico,

a la altura de los tiempos

o —qué se yo—

al tácito pedido de una amiga.

En esos momentos quiere uno averiguar

el-sentido-de-la-vida,

en esos momentos, claro,

la muerte te preocupa demasiado

y hay que ver las que pasas

tratando de evitar cacofonías.

Es duro ser poeta

y no hablar de fútbol

y preocuparse de que nadie se entere

de que uno lee comics

que adora la música de Radio Reloj.

Es dura esa vaina de ser poeta;

encontrar un buen epígrafe

no es tarea fácil para aprendices.

Es duro ser poeta,

aunque era más difícil antes

cuando los versos tenían rima

y no había estado Lucy in the Sky with Diamonds.

Darío Jaramillo Agudelo

Rimbaud

No tenernos talento, es que
no tenemos talento, lo que nos pasa
es que no tenemos talento, a lo sumo
oímos voces, eso es lo que oímos: un
centelleo, un parpadeo, y ahí mismo voces. Teresa
oyó voces, el loco
que vi ayer en el Metro oyó voces.

¿Cuál Metro si aquí no hay Metro? Nunca
hubo aquí Metro, lo que hubo
fueron al galope caballos
si es que eso, si es que en este cuarto
de tres por tres hubo alguna vez caballos
en el espejo.

Pero somos precoces, eso sí que somos, muy
precoces, más
que Rimbaud a nuestra edad; ¿más?,
¿todavía más que ese hijo de madre que
lo perdió todo en la apuesta? Viniera y
nos viera así todos sucios, estallados
en nuestro átomo mísero, viejos
de inmundicia y gloria. Un
puntapié nos diera en el hocico.

 De El alumbrado, 1986.

Gonazalo Rojas